Descripción del proyecto

MARQUÉS DE COMILLAS

En el número 7 de la Alameda Marqués de Comillas, en la manzana donde la vía pasa a llamarse Alameda Apodaca, con unas formidables vistas a la Bahía de Rota y el Puerto de Santa María, nos encontramos con esta casa de estilo neoclásico de finales del siglo XIX.

En febrero del 2019 tuvimos la ocasión de rescatar un lote de cerca de 70 vigas, durante el proceso de reconversión de esta finca en vivienda de lujo de 3 pisos y azotea (con piscina… ;-))

La característica principal de este lote es que las vigas tenían un fino tinte de textura muy natural y integrada con la madera, lo que nos ha permitido dejarlas “tal cual” en alguno de los diseños. Lo habitual es que las vigas pintadas tengan varias capas de pintura acumuladas en distintas calidades y colores y que por la deshidratación y degradación por el paso de los años estén descascarilladas.

Amparada por el plan de protección de patrimonio arquitectónico de la ciudad de Cádiz, esta edificación presenta tipología de casa burguesa, con patio principal rectangular centrado y fachada de 4 ejes compositivos, casapuerta lateral y plantas altas diferenciales. Los cierros y balcones propios de la época se soportan sobre impostas voladas y la cornisa aterrajada de su fachada es otra característica a destacar en la construcción.

Como decíamos antes, al lado este de la casa se encuentra la Alameda Apodaca, la cual recibió este nombre en 1856 en honor al almirante gaditano Juan José Ruiz de Apodaca y Eliza. Hacia el lado oeste se denomina Alameda del Marqués de Comillas por Claudio López Bru, segundo Marqués de Comillas. Juntas forman el paseo ajardinado más popular de la ciudad, de estilo romántico del siglo XIX, con disposición del tipo salón Isabelino y muy preciado indudablemente porque discurre junto al mar.

A escasos metros de la vivienda se encuentra precisamente el monumento homenaje al mencionado Marqués de Comillas. Don Claudio Lopez Bru, el cual fue conocido tanto por su faceta empresarial como filantrópica. Heredó de su padre el título de Marqués y varias empresas, entre ellas la Compañía Trasatlántica Española, de la cual tomó el mando. Siendo Cádiz el principal puerto español a finales del SXIX, su conexión y relación con la vida marítima de la ciudad le valió tal homenaje.

La obra representa además del busto del personaje, dos mascarones de barco, popa y proa, sobre ellos las figuras de un león y un condor, símbolos de Europa y América. Se representan también una matrona con niño, símbolo de la unión maternal de España con el continente americano.

En la base de este monumento del escultor catalán Antoni Parera y Saurina, se aloja curiosamente una pequeña cripta que fue habilitada como biblioteca marítima tiempos atrás.

GALERÍA DE HISTORIAS

MESAS

Colección Marqués de Comillas

MARQUÉS DE COMILLAS

En el número 7 de la Alameda Marqués de Comillas, en la manzana donde la vía pasa a llamarse Alameda Apodaca, con unas formidables vistas a la Bahía de Rota y el Puerto de Santa María, nos encontramos con esta casa de estilo neoclásico de finales del siglo XIX.

En febrero del 2019 tuvimos la ocasión de rescatar un lote de cerca de 70 vigas, durante el proceso de reconversión de esta finca en vivienda de lujo de 3 pisos y azotea (con piscina… ;-))

La característica principal de este lote es que las vigas tenían un fino tinte de textura muy natural y integrada con la madera, lo que nos ha permitido dejarlas “tal cual” en alguno de los diseños. Lo habitual es que las vigas pintadas tengan varias capas de pintura acumuladas en distintas calidades y colores y que por la deshidratación y degradación por el paso de los años estén descascarilladas.

Amparada por el plan de protección de patrimonio arquitectónico de la ciudad de Cádiz, esta edificación presenta tipología de casa burguesa, con patio principal rectangular centrado y fachada de 4 ejes compositivos, casapuerta lateral y plantas altas diferenciales. Los cierros y balcones propios de la época se soportan sobre impostas voladas y la cornisa aterrajada de su fachada es otra característica a destacar en la construcción.

comillas2 2 - AMBER STORIES

Como decíamos antes, al lado este de la casa se encuentra la Alameda Apodaca, la cual recibió este nombre en 1856 en honor al almirante gaditano Juan José Ruiz de Apodaca y Eliza. Hacia el lado oeste se denomina Alameda del Marqués de Comillas por Claudio López Bru, segundo Marqués de Comillas. Juntas forman el paseo ajardinado más popular de la ciudad, de estilo romántico del siglo XIX, con disposición del tipo salón Isabelino y muy preciado indudablemente porque discurre junto al mar.

A escasos metros de la vivienda se encuentra precisamente el monumento homenaje al mencionado Marqués de Comillas. Don Claudio Lopez Bru, el cual fue conocido tanto por su faceta empresarial como filantrópica. Heredó de su padre el título de Marqués y varias empresas, entre ellas la Compañía Trasatlántica Española, de la cual tomó el mando. Siendo Cádiz el principal puerto español a finales del SXIX, su conexión y relación con la vida marítima de la ciudad le valió tal homenaje.

La obra representa además del busto del personaje, dos mascarones de barco, popa y proa, sobre ellos las figuras de un león y un condor, símbolos de Europa y América. Se representan también una matrona con niño, símbolo de la unión maternal de España con el continente americano.

En la base de este monumento del escultor catalán Antoni Parera y Saurina, se aloja curiosamente una pequeña cripta que fue habilitada como biblioteca marítima tiempos atrás.

GALERÍA DE HISTORIAS

MESAS

Colección Marqués de Comillas